Picadoras de Carne

Contar con una picadora de carne profesional es muy útil en carnicerías y restaurantes, pues permite personalizar la elaboración de ciertos alimentos y platos. En esta selección presentamos una atractiva variedad de modelos que permiten realizar el picado de carne o embutido de manera rápida, fiable y sencilla. ¡Contamos con los modelos más atractivos del mercado!

Leer más ...

Productos

Mostrando 1-2 de 2 artículo(s)

contenido

¿Necesitas una picadora de carne profesional? Si tienes un local de restauración, un comercio de carne o embutidos o cualquier otro negocio de este estilo, disponer de una máquina para picar carne se convierte en un factor diferencial de negocio con múltiples posibilidades.

La picadora es un utensilio culinario con el que puedes picar y triturar gran cantidad de carnes. Las hay de dos tipos: máquina de picar carne eléctrica y picadora manual. El funcionamiento y la estructura de ambas clases es similar, aunque el sistema de alimentación varía entre uno y otro caso. Evidentemente, contar con la energía eléctrica simplifica y agiliza el proceso, por lo que es una opción más recomendable en el ámbito profesional.

Las manuales solo se recomiendan para uso doméstico o pequeños negocios, como puede ser una carnicería de reducido tamaño. Son más baratas, pero el volumen de producción que pueden asumir, y el ritmo de trabajo, quedan un tanto limitados.

En cuanto a las eléctricas, mejoran la comodidad —incluso se manejan con una sola mano—, disponen de varias velocidades y pueden incluir la opción de marcha atrás, por medio de la cual se evita cualquier posible atasco.

Menos frecuentes son los modelos multifucionales, que permiten elaborar pasta por extrusión o churros, o bien procesar verduras o pescado, además de llevar a cabo el picado de la carne.

Cómo son las picadoras de carne actuales

Habitualmente, están formadas por un eje espiral que mueve la carne hacia una hélice formada por cuchillas giratorias y, después, la obliga a salir a través de los orificios situados en una placa metálica. Según cual sea el tamaño de estos agujeros, el grosor del picado variará. En muchos casos, por ello, el equipo incluye varios modelos de placa, con orificios de dimensiones diferentes, de manera que puedes utilizar uno u otro en función del propósito de la carne. Gracias a estos dispositivos, el picado de la carne resulta homogéneo y adecuado al uso que se le va a dar.

Lo normal es que una picadora de carne eléctrica de nivel incluya una bandeja superior en la que se sitúa el trozo de carne a picar. Está dotada con un agujero que la deja caer gracias a la presión de un empujador o maza, siempre de manera segura para el usuario.

¿Cómo elegir una picadora de carne eléctrica profesional?

Ya hemos planteado cuál es la primera decisión a tomar: manual o eléctrica, para lo que debes tomar en consideración el volumen de trabajo y la rapidez que necesitas. Sin embargo, existen otros aspectos técnicos que debes tener en cuenta a la hora de seleccionar tu próxima máquina para picar carne. ¿Los vemos juntos?

Potencia

Normalmente, la horquilla en la que se manejan estos aparatos es entre 200 y 5800 W. Lo más frecuente es decantarse por dispositivos de unos 2600 W, los más populares entre los equipos potentes de gran eficacia.

Capacidad de producción

La intensidad de uso que le vas a dar es otro factor importante a la hora de identificar qué modelo te conviene. Para ello, debes comparar los kilos de carne por hora que es capaz de procesar.

De hecho, existen tres tipos principales en función de este atributo. Los de producción baja son habituales en bares y cafeterías, pues permiten trabajar entre 20 y 85 kg a la hora. Los de producción media, por su parte, se dirigen a restaurantes y alcanzan entre 100 y 200 kilos cada hora. Por último, los de producción alta suelen destinarse a carnicerías y charcuterías, pues son capaces de procesar entre 200 y 900 kg por hora.

Características del picado

¿Cómo lo necesitas, grueso o fino? Los orificios presentes en las placas de salida de la picadora de carne, fabricadas por lo general en aluminio o acero inoxidable, definen el resultado final obtenido. En general, los de 8 mm se consideran gruesos y son más utilizados para elaborar embutidos. Los de 6 mm o finos son los habituales para hamburguesas y el resto de los elaborados de carne.

Otros rasgos a considerar

Al comprar tu máquina de picar carne eléctrica, valora también estas prestaciones:

  • Función reverse. La marcha atrás facilita el manejo y evita los atascos.
  • Panel de control. Los hay analógicos o digitales, mucho más modernos e intuitivos.
  • Accesorios. Estos equipos pueden incluir, o no, distintas tapas de salida y embutidores.
  • Sistema de refrigeración. Para evitar romper la cadena del frío, muchas incluyen estos sistemas mediante gas ecológico, compresor hermético o termostato electrónico.

Estás en el lugar perfecto para encontrar tu próxima picadora de carne profesional en las mejores condiciones. Ahora que ya tienes más claro cómo elegirla, seguro que tomarás la decisión más acertada para tu negocio. ¡Consulta nuestro catálogo!