Expositores de Vinos

Las vinotecas son de enorme utilidad para conservar correctamente el vino. Dada su adaptabilidad, versatilidad y utilidad, resulta indispensable su uso en cualquier negocio de hostelería donde el vino tenga un protagonismo específico en el menú. Descubre todas las características de un producto altamente recomendable para satisfacer a tus clientes.

Leer más ...

Productos

Mostrando 1-11 de 11 artículo(s)

contenido

Las vinotecas son de enorme utilidad para conservar correctamente el vino. Dada su adaptabilidad, versatilidad y utilidad, resulta indispensable su uso en cualquier negocio de hostelería donde el vino tenga un protagonismo específico en el menú. Descubre todas las características de un producto altamente recomendable para satisfacer a tus clientes.

Tipos de vinotecas

Si bien lo habitual es encontrar este producto como parte del mobiliario de hostelería más común, no es menos cierto que también es posible usar algunos de sus tipos en tu propia casa. Repasa los siguientes apartados para conocer mejor los tipos disponibles en el mercado.

Vinotecas pequeñas

Se dividen a su vez en dos grupos principales que pasamos a describirte detalladamente:

  • De barra. Tienen una capacidad de entre dos y cuatro botellas. Se rellenan de hielo, su parte exterior es transparente para que el cliente pueda ver la botella. Tienen un orificio superior por el que entra y sale la botella. Incluyen un interruptor y un termostato para que elijas la temperatura que prefieras.
  • Clásicas. El tipo anterior y las integrables verticales para siete botellas son dos alternativas muy adecuadas para tu hogar. La versión más clásica tiene forma cuadrada, baldas en el interior y un panel de control en la parte superior. Su capacidad es variable, pero lo habitual es que puedas almacenar entre 12 y 30 botellas.

Cavas de vino

Se denominan así por estar especialmente diseñadas para los espumosos en general (aunque también puedes usarla para tintos o blancos). Su temperatura puede bajar hasta los cuatro grados, lo que te ayuda a servir el vino siempre frío para que el cliente aprecie mejor su sabor. Incluyen estantes antigoteo con un diseño especial para convertir el introducir o retirar las botellas en un proceso mucho más sencillo. Su puerta incluye un cristal con filtro para los rayos UV, lo que protege mejor cada botella. A partir de 40 botellas es una opción siempre perfecta.

Neveras para vino

El término anterior se usa como sinónimo de vinoteca demasiado a menudo, pero es conveniente aclarar algunos términos. Se entiende por nevera para vino el electrodoméstico que te permite almacenar el vino a una temperatura específica. Es decir, dependerá del tipo a enfriar la selección de la temperatura final. No es conveniente, por lo tanto, que mezcles, por ejemplo, un cava con un Rioja o con un blanco gallego en la misma nevera. Cada vino exige una temperatura que has de respetar.

¿Cuál es la mejor opción? Apostar por modelos con distintas zonas de enfriamiento que dispongan de un termostato independiente. Así podrás aprovechar al máximo las ventajas de esta alternativa.

Armarios para vinos

Se denominan así a los que te permiten almacenar un número de botellas más alto. Constan de baldas en su interior y de todo lo necesario para comprobar la temperatura. Sin embargo, es importante distinguir este tipo del anterior porque, aunque ambos tienen la misma función, es este la más versátil de las dos opciones.

Al ser climatizados, puedes poner el vino a una temperatura de entre 5 y 20 grados. El objetivo es servir cada copa correctamente y evitar el exceso de frío. De hecho, en algunos tipos es recomendable ir pasando de la nevera al armario las botellas que tienes previsto servir.

Otros aspectos a tener en cuenta

Seguramente, la clasificación anterior te ha servido para conocer mejor las diferencias entre los distintos tipos de vinoteca, pero hay varios factores que has de tener en cuenta antes de adquirir la más adecuada para ti.

  • Ten en cuenta el diseño y el espacio disponible. Las verticales tienen mayor capacidad que las horizontales, pero ¿necesitas facilidad de uso o convertir tu vinoteca en una seña de identidad de tu negocio? Elige en consecuencia.
  • ¿Con compresor o termoeléctrica? Las primeras funcionan igual que el frigorífico de tu casa. Las segundas tienen un tamaño menor, hacen menos ruido y aportan una mayor estabilidad a la temperatura.
  • ¿Encastrable o no? Incorporar la nueva vinoteca a tu mobiliario permite ganar tiempo. Colocarla en una zona apartada puede favorecer la mejor conservación del vino. Analiza el espacio disponible y toma la decisión más acertada.
  • Siempre de metal. Hay modelos que incluyen algunos matices de imitación a madera para que mantengas la línea decorativa de la estancia. El metal es imprescindible para garantizar la durabilidad y la resistencia al uso continuado.
  • Precio medio. A partir de unos 150 euros puedes encontrar una vinoteca de calidad. La inversión la recuperarás en poco tiempo, por lo que siempre es aconsejable que apuestes por la máxima calidad para obtener un gran resultado.

Esperamos haberte dado a conocer todo lo que necesitas saber sobre las vinotecas. Si vas a renovar la tuya o quieres conservar el vino de la mejor forma posible, no dejes de adquirir una. Te sorprenderás con sus fantásticos resultados.